jueves, 6 de marzo de 2008

JOSE MARTI Y SU AMOR POR CARMEN ZAYAS


José Martí amó desesperadamente a Carmen Zayas Bazán. Ella fue el amor de su vida. Esta es la opinión del investigador cubano Pedro Pablo Rodríguez expresada en una extensa entrevista que la periodista Alina Perera Robbio publica en Cubarte (http://www.cubarte.cu/) y que abarca diversos aspectos de la vida y la obra del gran escritor y Apóstol de la independencia de Cuba (1853-1895). Lo que sigue es un fragmento de esa entrevista.

« ¿Por qué le seduce tanto Carmen Zayas Bazán, la esposa? Porque ella es muy fuerte, tanto, que nunca se le doblega. Ha habido toda una tradición de dibujarla como la que no lo entendió, la que no estaba a su altura, y creo que lo único que ella añoraba era estar junto a él y hacer una vida de familia.

«Es evidente que Carmen se equivocó de hombre, que Martí no era para aquello. Sin embargo hay cartas de él a Manuel Mercado que muchas veces terminan con un recuerdo de añoranza de la vida familiar en casa del amigo. Recuerda el tapete, el mantel que se ponía en la mesa, el hogar burgués que nunca tuvo, donde la familia se reúne a hacer una comida, en un horario, donde el fin de semana es para estar juntos. Añoraba todo eso, pero al mismo tiempo era incapaz de organizar ese tipo de vida, justamente por el camino elegido.

«Carmen quería llevar una vida cercana al modelo matrimonial de la pareja compacta, no solo por herencia, no solo porque procedía de una familia acomodada camagüeyana, sino porque necesitaba tener tiempo y espacio junto a Martí. En los pedacitos de cartas de ella que se conservan hay reproches a su esposo, los cuales son muy interesantes porque demuestran que escribía bien, algo notable para su época, se expresaba con corrección, lo cual indica que tenía nivel cultural y preparación.

«Lo otro que sabemos es que nunca viró al hijo contra el padre, algo que hoy suele ser tan frecuente. El hijo siempre tuvo a su padre como algo adorable, tremendo. Algunos han querido pintar a Carmen como una antipatriota, pero ella no estuvo ajena cuando el muchacho estaba conspirando y se iba a hacer prácticas de tiro en las afueras de Camagüey. Vivía muy orgullosa de que su hijo fuera a la guerra y llegara a ser capitán del Ejército Libertador».

Periodista: Martí amó a Carmen...

Desesperadamente. Ese fue el amor de su vida. Sé que muchas personas no opinan como yo, pero para mí esa fue la mujer por la cual sentía delirio. ¿Y por qué? Porque creo que de algún modo le recordaba a la madre.”

Pedro Pablo Rodríguez (La Habana, 1946) es investigador del Centro de Estudios Martianos y director de la Edición Crítica de las Obras Completas de José Martí. Desde hace cuarenta años estudia la vida del Apóstol.
ecoestadistica.com