miércoles, 12 de marzo de 2008

LAS CIUDADES CUBANAS Y LA CULTURA MATERIAL.


Por: Lázaro Sarmiento


El hombre vive en una casa y en su gran mayoría vive en un barrio de una ciudad. Este tema es más trascendental de lo que mucha gente piensa. El arquitecto José Antonio Choy nos recuerda que, “las ciudades y pueblos cubanos son el patrimonio más relevante de la cultura material de la Nación”.

La Gaceta de Cuba en su número 6 de 2007 recoge los puntos de vista de un grupo de arquitectos y escritores sobre el tema Arquitectura cubana: entre la Sociedad y la Cultura. Los trabajos publicados evidencian la necesidad de que los profesionales de la arquitectura recuperen el protagonismo que deberían tener en la creación y actualización del espacio construido en el que se desenvuelve nuestra vida social. Un protagonismo y una autonomía que se han perdido desde hace años.

Para Orlando Inclán Castañeda “hoy como nunca la arquitectura debe ser entendida como el testimonio cultural de una nación. Debemos procurar entonces que ésta conforme el lugar para generar nuevos estímulos, nuevas formas de vida y nuevos ‘esquemas’ y perspectivas de pensamiento.”

Las siguientes opiniones son extraídas de las páginas de la citada entrega de la Gaceta de Cuba, revista de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC.

“Un renacimiento arquitectónico deberá combinarse con la creación de espacios públicos bien diseñados, e intervenciones rápidas de nodos urbanos que puedan funcionar como catalizadores y revitalicen la ciudad centra. Esos espacios ayudarían a que la ciudad respire, pero también permitirían orientar los desplazamientos de las personas, añadirían valor a los terrenos adyacentes y funcionarían como niveladores de diferencias sociales. Estos dos últimos aspectos no han sido habitualmente considerados, pero pronto tendrán mucha importancia.

“Se trata, en definitiva, de lograr también que nuestro urbanismo, que nuestra arquitectura, esté en correspondencia con el ideal de un socialismo sustentable y participativo, que preserve los logros sociales alcanzados, y al mismo tiempo coincida con una economía viable. Los cambios rápidos y descontrolados podrían destruir irreversiblemente y muy pronto el delicado tejido urbano y social de La Habana, pero ningún cambio sería peligroso si va acompañado por las experiencias que hemos acumulado, y las responsabilidades que le corresponden a cada uno de los implicados. Después de todo, revolución es cambio”.
(Mario Coyula. Arquitecto)

“Modernizar la ciudad sí, pero no estandarizarla de modo que produzca espanto” (Miguel Barnet .Escritor)

“Para que la arquitectura retome el espacio que le pertenece hay, además que pensar en el espacio comunitario, en el barrio, en la ciudad. Hay que salvara la ciudad de la mediocridad, promoviendo iniciativas para que el entorno sea cada vez más rico.”
(Roberto Gottardi. Arquitecto)

Hoy como nunca la arquitectura debe ser entendida como el testimonio cultural de una nación. Debemos procurar entonces que ésta conforme el lugar para generar nuevos estímulos, nuevas formas de vida y nuevos ‘esquemas’ y perspectivas de pensamiento.

“La arquitectura debe proporcionarle a la cultura cubana ese ‘espacio practicado’ de experimentación, abstracción y búsqueda del conocimiento. Lugar público y abierto, sometido a juicio de cualquiera”.
(Orlando Inclán Castañeda. Arquitecto, diseñador)

El gran reto de una arquitectura y una ciudad contemporáneas, identitarias, está en saber interpretar tan sabias enseñanzas del pasado para proyectarlas, en un nuevo lenguaje, hacia el futuro, contribuyendo de esta manera a la cultura nacional.”
(Eusebio Leal. Historiador de la Ciudad de La Habana)

“El próximo Congreso de la UNEAC, contemplará en su agenda de discusiones el tema Ciudad, Cultura y Arquitectura, sin dudas, una valiosa contribución de los intelectuales, artistas y arquitectos cubanos al análisis medular del tema que involucra el arte y la arquitectura, la cultura y toda la sociedad”.
(José Antonio Choy. Arquitecto)

La arquitectura abraza a todos. Es importante discutir la intensidad y calidad de ese abrazo.
ecoestadistica.com