domingo, 28 de marzo de 2010

EL ANTIGUO EROTISMO EN LOS CORREOS DEL MUNDO.

Por: Lázaro Sarmiento

La modelo se llamaba Suzy de Vérines (el nombre está impreso en el borde superior y seguramente era ficticio). Ignoramos si ella sabía que posaba para una tarjeta postal que a través de la Unión Universal de Correos podía mostrar sus encantos en diversos sitios -algunos muy íntimos- de la geografía mundial, en alguna fecha imprecisa de la segunda o tercera década del siglo veinte.

Pero esta tarjeta nunca se envió. Estuvo guardada durante muchísimo tiempo en un cajón de una casa de La Habana hasta que su último dueño la puso a la venta pública y la colocó en un simulacro de mercadillo entre viejas fotos de películas y álbumes de postalitas con estrellas yanquis del beisbol que se jugaba en la época de la Guerra Fría.

Hoy decidí hacerle un pequeño homenaje a esta modelo fotografiada en un estudio de París (la misma ciudad donde, dicen, Marcel Proust se deleitaba en un local de la rue Madrid con modelos de otras protuberancias y pantomima). Más que enviarla como tarjeta postal (que solo sería vista por unos cuantos destinatarios), invité a Suzy Vérines a internet, a unos noventa años de distancia de su gesto voluptuoso disfrazado de inocencia.

La postal llega ahora a todo el planeta para gloria de Suzy. El triunfo de un cuerpo condenado a la decrepitud y la muerte.

ENLACE RELACIONADO:CINE PORNO EN LA REPUBLICA

TAGS:
ecoestadistica.com