miércoles, 29 de febrero de 2012

DEPRAVACIONES EN LA PANTALLA Y EN EL PÚBLICO.




Detrás de esas columnas y arcos estaba el cine Bélgica de 750 butacas. Calle Monserrate no. 518.Habana Vieja.

En La Habana para un infante difunto, Cabrera Infante escribió : “El cine más al sur, el Bélgica, fue otro que nunca visité por su fama de infame, con el peor público de todos los cines nefandos de La Habana”.Otros cines en esta categoría eran el Niza y el Montecarlo. Sobre este último: “depravaciones en la pantalla, depravados en el público”.

Estos pequeños cines de un público “no decente” se perdieron en el tiempo. En cambio, frente al Bélgica, se ha salvado la preciosa fachada del antiguo cine Universal que hasta hace pocos años ofreció películas y que en la actualidad es local de ensayo de un pequeño grupo de teatro.

Fantasmas del antiguo cine Bélgica: no queda ninguno. Cruzaron la calle atraídos por los plátanos y las papayas del vecino Mercado de Egido, uno de los más populares de la capital.





ecoestadistica.com